Fisio atm Rivas

fisio-atm-rivas

Fisioterapia ATM

Fisioterapia Atm

La fisioterapia en las disfunciones craneomandibulares juega un papel fundamental. Podemos tratar desde bruxismo, dolor de cabeza, mareos hasta problemas al tragar, afonías y reeducación de la apertura y el cierre de la boca derivado de lesiones de la propia articulación.

Los problemas de mandíbula pueden tener orígenes muy distintos.

Desde el estrés y nerviosismo hasta tener predisposición genética.

Las siglas “ATM” hacen referencia a la articulación temporomandibular, es decir, la mandíbula.

Sí, las lesiones en la mandíbula existen y son cada vez más frecuentes.

Prácticamente a diario acude algún paciente para recibir tratamiento en esta zona. 

¿Cómo saber que tienes problemas en la ATM?

Nos guiaremos por tus sensaciones, signos y síntomas.

Lo más habitual es sentir:

Dolor en la mandíbula, oído, cabeza.

Dificultad al abrir y cerrar la boca, dolor y/o limitación de la movilidad.

Mareos.

Crujidos y chasquidos al mover la mandíbula, sobre todo al abrir y cerrar la boca.

Zumbidos en los oídos.

 

Tras descartar otras patologías que puedan tener síntomas parecidos, valoraremos la movilidad, la fuerza, el dolor y los sonidos que hace tu mandíbula.

Con eso, ya tendríamos mucha información para empezar el tratamiento

¿En qué consiste el tratamiento de ATM?

Trabajaremos la musculatura y la movilidad de la articulación tanto por dentro como por fuera de la boca. Para ello usaremos la terapia manual. Detectaremos también puntos gatillo miofasciales que puedan estar activos y que, quizás, sea interesante aplicar fisioterapia invasiva para desactivarlos. 

No solamente se trata la mandíbula, sino que también trabajaremos la musculatura facial, cervical y suboccipital, entre otros. También te enseñaremos ejercicios que podrás hacer en casa para reeducar el movimiento y fortalecer la musculatura. 

fisio-atm-rivas-revision-boca
fisio-atm-rivas-masaje-cabeza-chico

¿Cuántas sesiones necesitaré?

El número de sesiones depende de cada persona y de la disfunción que exista. Sin embargo, recomendamos un mínimo de entre 3 y 5 sesiones para que el tratamiento sea exitoso.

Esto se debe a que la valoración y la exploración inicial es bastante extensa, de las modificaciones en los ejercicios que harás en casa, del tratamiento en consulta y del seguimiento que te iremos haciendo con el tiempo. 

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?